jueves, 1 de octubre de 2020

Webinar: Forests and water (vídeos)

Forests and water are intricately linked. But the relationships between them are complex and are changing with the changing climate. The first SINCERE Talks webinar, held on 25 September 2020, gave participants a fascinating insight into the topic. Renowned experts Meine van Noordwijk (ICRAF) and Sven Wunder (EFI) discussed firstly how forest management affects hydrological services and secondly how payment for environmental services schemes can support such management. Part of a series designed to support the SINCERE Innovation Actions in the development of their case studies, SINCERE Talks webinars are open to all forest practitioners and interested stakeholders.

Meine van Noordwijk began by tracing the evolution in our understanding of forests and water. For a long time, the general view was that forests are good for water and all problems can be fixed by planting trees. As the limitations of this understanding became apparent, the balance swung towards a view that having more trees leads to less water being available for other uses. Now, however, we have moved to a more nuanced understanding – how trees and forests affect water availability depends on the context. The priority then should be to have the right trees in the right place for the ecosystem services that we want.

There are several properties of forests that affect water availability including tree rooting depth, canopy density, leaf litter on the surface, soil sealing and soil structure. These factors also interact with climate and human activities in river catchments. The extent to which the flow in a river changes day to day is a simple way to assess how greatly the forests, and other land uses in the catchment, buffer the river from rainfall. Therefore, the specific impacts on water of how forests are managed need to be considered in the overall context of the catchment and how people interact with it.

The second part of the webinar focused on payments for environmental services (PES) schemes. There are many examples of schemes where water users pay for forests to be conserved, as well as some examples of payments for reforestation or for retiring or improving agricultural land. Users typically pay a surcharge on their water bill, which contributes to providing remuneration for these functions in upper parts of river catchments to protect drinking water. Such schemes are most common in the Americas, with the long-running scheme in Costa Rica, whereby landowners are paid to protect forests, being a well-known example.

The expert presentations were followed by discussion with participants, moderated by SINCERE project coordinator, Georg Winkel, including questions from partners leading the SINCERE Innovation Actions. The ideas and frameworks for thinking about the relationships between forests and water have given them inspiration for developing their own innovative mechanisms to support forest ecosystem services. This event was a Green Week partner event.

Part I: How forest management affects hydrological services, with an emphasis on water quality

 

 Part II: Can payments for environmental services (PES) support forest management?

miércoles, 30 de septiembre de 2020

El Diccionario Multilingüe de la Ciencia del Suelo

El diccionario multilingüe de la ciencia del suelo (DMCS) es una iniciativa de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS), que cuenta con la participación de otras sociedades: la Sociedad Latinoamericana de la Ciencia del Suelo, así como con la colaboración del TERMCAT, del Institut d’Estudis Catalans (IEC), de la Real Academia Galega (RAG) y de la Real Academia Española (RAE). Se plantea como un diccionario terminológico sincrónico en línea, con acceso abierto, con entradas separadas en español (con americanismos), catalán, gallego y portugués (con americanismos), y con equivalencias en inglés y francés en todos los casos. 

El diccionario está siendo elaborado por ámbitos de especialidad de la ciencia del suelo y es el resultado del trabajo conjunto y desinteresado de especialistas de la SECS y de la Sociedad Portuguesa da Ciência do Solo, bajo la dirección de Prof. Dr. Jaume Porta.

Enlace al Diccionario

miércoles, 9 de septiembre de 2020

8º Congreso Forestal Español

 Ya se ha puesto en marcha las máquinas del 8º Congreso Forestal Español que, en otros temas, contará con una mesa temática (la 3) dedicada a la conservación de suelos y recursos hídricos. 

Más información en la web del Congreso.

Inicio

Las Mesas Temáticas del 8º Congreso Forestal Español son:

  GESTIÓN DE RIESGOS Y PERTURBACIONES VINCULADAS AL CAMBIO GLOBAL

Palabras clave: Riesgos bióticos y abióticos, incendios forestales, sanidad forestal (plagas y enfermedades), especies invasoras, dinámicas poblacionales extremas, sistemas de apoyo a la toma de decisiones (modelización, inventarios, cartografía y bases de datos).

  BIOECONOMÍA: SERVICIOS ECOSISTÉMICOS, MONTE E INDUSTRIA

Palabras clave: Aprovechamientos, selvicultura, plantaciones, planificación, productos madereros y no madereros, recursos cinegéticos y piscícolas, sistemas agrosilvopastorales, economía circular, bioenergía, construcción en madera, uso recreativo, conservación y mejora de recursos genéticos, ecoturismo, bosques urbanos, sistemas de apoyo a la toma de decisiones (modelización, inventarios, cartografía y bases de datos), fauna silvestre.

  CONSERVACIÓN DE SUELOS Y RECURSOS HÍDRICOS

Palabras clave: Hidrología forestal y restauración hidrológica, restauración de ecosistemas y selvicultura, caudales ecológicos y ecosistemas acuáticos, calidad de aguas, bioingeniería, sistemas de apoyo a la toma de decisiones (modelización, inventarios, cartografía y bases de datos).

  ACCIÓN POR EL CLIMA: GESTIÓN FORESTAL ADAPTATIVA PARA LA MITIGACIÓN Y LA ADAPTACIÓN

Palabras clave: Selvicultura, repoblaciones, migración asistida, planificación, conservación y mejora de recursos genéticos, cuantificación y valoración de CO2, sistemas de apoyo a la toma de decisiones (modelización, inventarios, cartografía y bases de datos), sistemas pastorales y agrosilvopastorales.

  CONSERVACIÓN DE HÁBITATS Y FOMENTO DE LA BIODIVERSIDAD

Palabras clave: Ecología y biodiversidad forestal, gestión forestal, conservación de la diversidad genética, planes de recuperación de especies amenazadas, espacios protegidos, bosques maduros, ecología del paisaje, sistemas de apoyo a la toma de decisiones (modelización, inventarios, cartografía y bases de datos).

  GOBERNANZA E INTEGRACIÓN SOCIAL

Palabras clave: Desarrollo rural, política forestal, participación social, historia forestal, sociología rural, legislación y normas forestales, propiedad forestal, asociacionismo y redes forestales, comunicación, educación y divulgación.

  DE LOS DATOS A LAS DECISIONES

Palabras clave: Inventarios, LiDAR, modelos, simulaciones, ontologías, sistemas de información geográfica, cartografía, sensores remotos, teledetección, Internet de las Cosas, trazabilidad, datos masivos, aprendizaje automático, minería de datos, inteligencia artificial.

martes, 30 de junio de 2020

Mapas geológicos en Google Earth

Tutorial para ver mapas geológicos del IGME en Google Earth.
Video de mi alumno Adrián.

Fondos digitalizados de las revistas del CSIC (1942-1992)

Gracias a la SECS y al CSIC, se han digitalizado las cinco revistas de Ciencias del Suelo editadas por el CSIC entre 1942 y 1992 (artículos, notas y reseñas sobre cursos, excursiones, conferencias, libros, congresos, reuniones de la SECS, fotografías,…), y ya se pueden consultar en Simurg: Fondos digitalizados del CSIC. Estas revistas, y sus correspondientes enlaces en Simurg, son las siguientes:

Anales del Instituto de Edafología, Ecología y Fisiología Vegetal (1942-1943)
http://simurg.bibliotecas.csic.es/viewer/toc/CSIC1570517368318/1/LOG_0000/

Anales del Instituto Español de Edafología, Ecología y Fisiología Vegetal (1944-1948)
http://simurg.bibliotecas.csic.es/viewer/toc/CSIC1570517304443/1/LOG_0000/

Anales de Edafología y Fisiología Vegetal (1949-1959)
http://simurg.bibliotecas.csic.es/viewer/toc/CSIC1569484378432/1/LOG_0000/

Anales de Edafología y Agrobiología (1960-1989)
http://simurg.bibliotecas.csic.es/viewer/toc/CSIC1570516013941/1/LOG_0000/

Suelo y Planta (1991-1992)
http://simurg.bibliotecas.csic.es/viewer/toc/CSIC1580455948105/1/LOG_0000/

jueves, 14 de mayo de 2020

Conservación del agua y del suelo en viñedos. La protección de unos recursos valiosos

Artículo publicado en la revista "La Semana Vitivinícola" (nº 3566, 9 de mayo de 2020)
Enlace a la revista
Enlace al artículo

El suelo y el agua son dos elementos esenciales para cualquier cultivo y, específicamente, para el viñedo. Pero si no se gestionan adecuadamente, estos recursos pueden perderse fuera de la viña y, por lo tanto, reducirse la productividad del suelo y la influencia positiva de este sobre la vid.

El suelo, la planta y la atmósfera forman un ciclo hidrológico puntual, a pequeña escala, en el que el intercambio de agua es fundamental, y que, además, tiene implicaciones en otros aspectos como la nutrición de la planta. Hay dos problemas que pueden afectar a este sistema (Martínez de Azagra & Navarro, 1996):
-La pérdida del recurso suelo.- El suelo está sujeto a la erosión hídrica si no posee una cubierta vegetal que lo proteja durante las lluvias.
-La pérdida del recurso agua.- En los suelos desprovistos de vegetación, el agua de lluvia no se infiltra sino que se convierte en escorrentía y se dirige hacia los cursos de agua, arrastrando las partículas del suelo.

Los cultivos leñosos de secano, como son los viñedos, se incluyen en el Plan de Acción Nacional contra la Desertificación (2008) como uno de los escenarios de la desertificación en España, fundamentalmente por tratarse de terrenos muy susceptibles de erosión, por su escasa cubierta.

En algunos viñedos, como los de Anoia-Penedès, las transformaciones en las tierras eliminaron las técnicas tradicionales y dejaron los suelos desnudos, lo que reactivó o aceleró los procesos erosivos (Martínez-Casasnovas et al., 2009; Martínez-Casasnovas et al., 2012). En los suelos de viñedo, en los que las filas de vides dejan amplios espacios sin vegetación, se genera una gran cantidad de escorrentía superficial que arrastra el suelo y produce la pérdida de nutrientes (Ramos & Martínez-Casasnovas, 2006). De esta forma, progresan y se generalizan fenómenos de erosión laminar, en regueros y en cárcavas. Por otra parte, se ha cuantificado el coste de los daños producidos por la erosión en un 5% de los ingresos por la venta de la uva (Ramos et al., 2005).

Los procesos erosivos en viñedos provocan el arranque y transporte de sedimentos, la reducción del almacenaje de carbono orgánico, la pérdida de la fertilidad de los suelos, exposición de las raíces de las plantas y, por lo tanto, la pérdida del soporte físico de las plantas, y formación de regueros, cárcavas y coladas de barro (Auzet et al., 2006; Blavet et al., 2009).

Como se puede deducir de la ecuación universal de pérdidas de suelo (USLE), los principales factores de los que depende la erosión son el clima (fundamentalmente las precipitaciones), el suelo, el relieve (pendiente y longitud de la ladera), la cubierta vegetal o cultivo y la utilización de prácticas de conservación de suelos. Más concretamente, para los viñedos mediterráneos, hay que tener en cuenta también los siguientes factores:
-El viñedo se cultiva muy frecuentemente en áreas de fuerte pendiente (Wichereck, 1993). Además, en la mayoría de las zonas vitícolas del mundo, las líneas de vides se disponen en línea de máxima pendiente, lo que acentúa la pérdida de suelo (Zanchi, 1998)
-Zonas sometidas a tormentas muy intensas de gran capacidad erosiva (Arnáez et al., 2007)
-La superficie del suelo se encuentra durante buena parte del año desprovista de vegetación, porque los propios viticultores la eliminan para reducir competencia con la vid (Llorente, 2015)
-Las labores mecanizadas compactan el suelo, lo que reduce la infiltración y la retención de agua e incrementa la escorrentía (Llorente, 2015)
-En la viticultura actual se han dejado de lado prácticas de conservación de suelos y se tiende a reducir la densidad de viñas lo que supone más suelo desnudo (Llorente, 2015).

En la Tabla 1 se muestran algunos valores de pérdidas de suelo en viñedos, obtenidos por varios autores y recopilados por Llorente (2015). En general, se consideran como tolerables tasas de 10-12 t·ha-1·año-1 pero, para Europa, Verheijen et al. (2009) indican que la tasa tolerable es de 0,3 a 1,4 t·ha-1·año-1.


Conservación de aguas y suelos

El manejo adecuado del suelo y el agua en el viñedo pasa por favorecer la infiltración (entrada de agua a través de la superficie del suelo) y frenar la escorrentía. Si somos capaces de captar el agua de lluvia y escorrentía en las viñas, también recogeremos suelo, nutrientes y materia orgánica que, en caso contrario, se perderían fuera del viñedo transportados por la escorrentía superficial.

De forma tradicional, tanto en los viñedos como en otros cultivos, se han llevado a cabo técnicas de conservación de suelos para preservar a estos de su deterioro, pérdida o reducción de su fertilidad. Algunas de estas técnicas han caído en desuso, generalmente debido a la mecanización de la agricultura, pero sería muy interesante su recuperación por los beneficios que implican. La estrategia general en la utilización de técnicas conservacionistas se muestra en la Tabla 2. En función de la vocación del suelo, y según sea la comparación entre las pérdidas de suelo reales de la parcela y las tolerables (alrededor de 10-12 t·ha-1·año-1), la tabla nos indica la mejor alternativa.


A continuación, se describen las principales técnicas de conservación de suelos aplicables a viñedos:

1) Terrazas.- Las terrazas son estructuras que consisten en un surco o canal y el correspondiente lomo o caballón, generalmente construido de tierra o piedra, trazados según curvas de nivel, de manera que intercepten la escorrentía, provocando su infiltración o evaporación, o desviándola a un lugar determinado debidamente protegido y con una velocidad controlada que no ocasione erosión en el canal (López-Cadenas, 2003). Existen diversas terrazas, en función del perfil, de la forma del tamaño, etc. (Mongil et al., 2009). Uno de los tipos más habituales son los bancales, que se construyen con pendientes mayores del 20 % y perpendiculares a la línea de máxima pendiente. En este caso, el movimiento de tierras afecta a todo el terreno de forma continua, mientras que en otros tipos suele existir una franja de terreno natural sin alterar. Han sido ampliamente utilizados para la plantación de viñas desde hace siglos (Figura 1).


2) Cultivo siguiendo curvas de nivel.- Consiste en realizar las labores y otras prácticas de cultivo en el sentido de las curvas de nivel del terreno, para eliminar o reducir la escorrentía superficial y la correspondiente erosión por arrastre del suelo. En los viñedos, todas las labores mecanizadas deberían realizarse en el sentido de las curvas de nivel, para favorecer la infiltración frente a la escorrentía.

3) Cultivo en fajas.- Ordenación de los cultivos en el tiempo y en el espacio, de manera que se sucedan alternativamente las fajas de terreno descubierto o con escasa vegetación, con otras, cubiertas de vegetación densa y resistente a la erosión hídrica. Las fajas se disponen según curvas de nivel. La anchura de las fajas debe ser suficiente para detener la erosión. Por lo tanto, se trata de alternar fajas de viñedo con fajas de otro cultivo de cubierta más densa, para que esta frene la escorrentía y reduzca la erosión.

4) Laboreo de conservación.- El laboreo de conservación (mínimo laboreo y siembra directa) consiste en realizar las mínimas labores en el terreno, dejando sobre el suelo la paja o los restos del cultivo anterior. Es de aplicación fundamentalmente para los cultivos herbáceos, aunque en el viñedo se podría aplicar esta idea dejando la hojarasca de la vid sobre el suelo y no arando las calles entre filas de vides. 

5) Rotación de cultivos.- Se trata de la sucesión en el tiempo de distintos cultivos en una misma parcela. A largo plazo supone un método de defensa y recuperación del suelo, y da mayor estabilidad al ecosistema agrario. No obstante, la técnica no es viable directamente para los cultivos leñosos, pero sí podría llevarse a cabo una rotación de cultivos o de diferentes cubiertas en las calles entre vides.

6) Cultivos de protección.- Son cultivos de cereales o leguminosas que se destruyen antes de completar su ciclo, quedando los restos sobre el suelo. De esta manera se controla la erosión y aumentan los rendimientos de cultivos posteriores. La aplicación a los viñedos sería, como en los casos anteriores, en el espacio entre filas de vides.

7) Cortavientos y setos.- Los setos y cortavientos son plantaciones lineales de árboles o arbustos, que reducen la velocidad y fuerza erosiva del viento. Así mismo, frenan la escorrentía y, por ello, aumentan la oportunidad de infiltración del agua. Además, estas plantaciones contribuyen a disminuir la desecación del suelo y la formación de costras.

8) Cubiertas vegetales.- Las cubiertas vegetales de los suelos de las viñas son una medida eficaz y muy en boga en los últimos años. Aunque tienen algunos inconvenientes debido a la competencia de esta vegetación con las vides por recursos como el agua o los nutrientes, las cubiertas presentan bastantes ventajas (Ramírez & Lasheras, 2015): protegen contra la erosión, mejoran la estructura del suelo, facilitan el paso de la maquinaria en cualquier época del año, reducen la compactación del suelo debida al paso de la maquinaria, enriquecen el suelo en materia orgánica, activan la actividad microbiana del suelo y controlan el crecimiento de algunas malas hierbas. En la Tabla 3 se muestra una clasificación de los diferentes tipos de cubiertas vegetales empleadas en viñedos.


Existen numerosas experiencias de utilización de cubiertas en viñedos. Rodrigo-Comino et al. (2017a) y Rodrígo-Comino et al. (2017b) proponen sembrar plantas aromáticas y/o leguminosas en forma de parches en aquellas zonas de la viña que sean el origen de la erosión, que además de proteger el suelo también pueden comercializarse o servir de alimento para el ganado. Marqués et al. (2007) han comprobado en la comunidad de Madrid que las cubiertas frenan la escorrentía generada por la lluvia en primavera. La humedad media del suelo no se ve afectada, aunque sí su comportamiento hidrológico. Marqués et al. (2009) indican que las cubiertas vegetales permanentes en cultivos leñosos en pendiente mejoran las características del suelo y reducen la erosión, pero afectan al rendimiento de los viñedos cuando son jóvenes. Otras técnicas como las cubiertas con siega primaveral evitan la competencia por el agua, permiten obtener los mismos rendimientos y frenan eficazmente la erosión.

Prosdocimi et al. (2016) analizan el efecto de un acolchado de paja de cebada sobre la pérdida de agua y sedimentos en suelos de viñedo frente a episodios de lluvia intensa poco frecuentes, característicos del clima mediterráneo. El acolchado de paja reduce un 78% la erosión de los viñedos y en un 25% la escorrentía. Aunque en este caso estamos hablando de una cubierta de restos vegetales o mulch y no de cubierta viva.

9) Aserpiado.- Es una técnica de manejo de suelos de la viticultura tradicional. Después de la vendimia (mayo-junio en Castilla-La Mancha, noviembre-diciembre en Jerez) se retira a la cepa la tierra que se le había arrimado para abrigarla, incluso se cavan alrededor de las viñas unos hoyos o piletas, todo ello con el fin de recoger el agua de lluvia y escorrentía y facilitar su infiltración. Esta operación recibe el nombre de alumbrado o aserpiado (Revilla, 1980), desacollado (en La Rioja) y descubierto (en Valladolid).

10) Microcuencas circulares sobre picón con muretes.- En la comarca de La Geria (Lanzarote) las vides se suelen plantar en microcuencas circulares excavadas en el lapilli (llamado picón), que se protegen por muros de piedra seca (Figura 2). Con este sistema, además de la recogida de agua de lluvia y escorrentía, se pretende que las plantas enraícen con mayor facilidad en el suelo fértil, que la capa superior de picón reduzca la evapotranspiración y que la propia forma del hoyo y el muro de piedra protejan a las plantas del viento y capten agua de las nieblas y vapor de agua del aire (Mongil et al., 2015).

Estas técnicas de conservación de aguas y suelos deben tomarse como ideas o recomendaciones que hay que adaptar a cada viñedo, según sus características y problemática. Pero no podemos cerrar los ojos ante un problema cada vez más importante. Conservar el suelo y el agua es conservar el capital del viñedo.


Se ruega contactar con el autor sobre las referencias bibliográficas utilizadas, que se han omitido para reducir la extensión del artículo.

miércoles, 13 de mayo de 2020

Suelos de Aragón y Castilla y León

Os dejo dos enlaces sobre suelos:

Visor de suelos de Castilla y León (ITACYL)


Suelos de Aragón


En ellos podemos encontrar mapas de suelos, perfiles, análisis, etc. que pueden ser útiles en trabajos académicos y técnicos. Si que hay que advertir que los mapas de suelos deben utilizarse con precaución porque, entre otras cosas, por mucho zoom que hagamos, la información tiene el detalle que tiene.

La nación que destruye su suelo...

jueves, 26 de marzo de 2020

Conocer y conservar los bancales: proyecto TERRAV-I

Los bancales tradicionales en el mundo, y concretamente los de la provincia de Ávila, configuran un paisaje agrícola con elevado valor ambiental, cultural y estético, que constituye un patrimonio a conservar. Estos sistemas de cultivo fueron diseñados, ejecutados y conservados por nuestros antepasados y, actualmente, sufren en muchos casos un lamentable proceso de degradación. Pero no sólo deben ser conservados por sus valores culturales tradicionales, sino también porque actualmente son elementos de conservación de suelos y aguas y tienen un notable valor paisajístico.


Por todo ello, es necesario abordar un estudio en profundidad que sirva para diagnosticar el estado de conservación de los bancales, desde el punto de vista de los valores aludidos. Aspectos fundamentales a analizar son el papel regulador del ciclo hidrológico de las vertientes, la calidad constructiva de los muros, las cualidades estéticas y la integración de las actuaciones humanas.

TERRAV-I es un proyecto de investigación desarrollado por el Grupo de Hidrología y Conservación y por el Forest, Water and Soil Research Group, parcialmente financiado por la Institución Gran Duque de Alba, cuyo objetivo general es contribuir al conocimiento de los bancales de la provincia de Ávila, en cuanto a su distribución, características, tipología y funcionamiento como agrosistema, para valorizar este patrimonio rural tradicional y fomentar su conservación.


Por eso os pedimos colaboración. Necesitamos que nos enviéis fotos de los bancales de tu pueblo, información de todo tipo sobre los bancales, dichos populares, historias, leyendas, sugerencias, comentarios, etc. Podéis hacerlo a través del correo electrónico jorge.mongil@ucavila.es o en nuestra página de facebook. ¡Muchas gracias!

martes, 24 de marzo de 2020

9th International Conference on Information and Comunication Technologies in Agriculture, Food & Environment

Os invito a que participéis en la 9th International Conference on Information and Comunication Technologies in Agriculture, Food & Environment, que se celebrará en septiembre en Tesalónica (Grecia).


Webs de interés edafológico

En el siguiente enlace puedes encontrar un listado de otros enlaces de interés edafológico, recopilados por la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo:

https://www.secs.com.es/webs/

The use of check dams for soil restoration at watershed level: a century of history and perspectives

Hace unos meses apareció un número especial de la prestigiosa revista Science of the Total Environment, con el título: The use of check dams for soil restoration at watershed level: a century of history and perspectives. Este número especial fue editado por: Manuel Esteban Lucas-Borja, Guillaume Piton, Carlos Castillo, Demetrio Antonio Zema, Mary Nichols y Yang Yu.

Enlace:
https://www.sciencedirect.com/journal/science-of-the-total-environment/special-issue/10C6WBV4J32

Contenido:

Lucas-Borja Manuel Esteban
The use of check dams for soil restoration at watershed level: a century of history and perspectives

Castelli Giulio
Effect of traditional check dams (jessour) on soil and olive trees water status in Tunisia

Gregoretti Carlo
Model-based approach for design and performance evaluation of works controlling stony debris flows with an application to a case study at Rovina di Cancia (Venetian Dolomites, Northeast Italy)

Rossi Giulia
Impact force of a surge of water and sediments mixtures against slit check dams

Alfonso-Torreño Alberto
sUAS, SfM-MVS photogrammetry and a topographic algorithm method to quantify volume of sediments retained in check-dams

Xu Xiangzhou
The use of check dams in watershed management projects: Examples from around the world

Robichaud Peter R.
Effectiveness of straw bale check dams at reducing post-fire sediment yields from steep ephemeral channels

Navarro-Hevia J.
‘Green’, rammed earth check dams: A proposal to restore gullies under low rainfall erosivity and runoff conditions

Lucas-Borja M.E.
Short-term effects of prescribed burning in Mediterranean pine plantations on surface runoff, soil erosion and water quality of runoff

Gonzalez-Romero J.
Short-term effects of postfire check-dam construction on ephemeral stream vegetation in a semiarid climate of SE Spain

Marchi Lorenzo
Channel control works and sediment connectivity in the European Alps

Li Peng
Land-use changes and check dams reducing runoff and sediment yield on the Loess Plateau of China

Nichols M.H.
The impacts of porous rock check dams on a semiarid alluvial fan

Li Peng
Runoff change and sediment source during rainstorms in an ecologically constructed watershed on the Loess Plateau, China

Galia Tomáš
Check dams decrease the channel complexity of intermediate reaches in the Western Carpathians (Czech Republic)

Mongil-Manso J.
The role of check dams in retaining organic carbon and nutrients. A study case in the Sierra de Ávila mountain range (Central Spain)

Ricci Giovanni Francesco
Effect of check dams on riparian vegetation cover: A multiscale approach based on field measurements and satellite images for Leaf Area Index assessment

miércoles, 18 de marzo de 2020

Recursos docentes sobre suelos

En el siguiente enlace, podéis encontrar diversos materiales docentes sobre Edafología, recopilados por la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo:

https://www.secs.com.es/educacion-recursos-docentes/


lunes, 9 de marzo de 2020

miércoles, 5 de febrero de 2020

Sobre incendios forestales

Nuestro compañero Ángel Iglesias nos dejó unas semanas este artículo de opinión que me parece muy interesante.


Pinchar sobre la imagen para ampliarla
Descargar 

lunes, 16 de diciembre de 2019

Declaración de la SLCS con ocasión de la Cumbre Mundial del Cambio Climático


Sin suelo fértil sobre La Tierra, no habrá plantas que en respuesta a la luz solar realicen la indispensable captura de carbono a través de la fotosíntesis. Alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible y cumplir con las metas de la Agenda hacia los años 30 y 50, así como detener el incremento de la temperatura del planeta dependen de las posibilidades reales de disminución de
las emisiones de CO2 a la atmósfera, y en ello, el suelo es no sólo uno de los tres reservorios fundamentales para lograrlo, sino el recurso indispensable para desencadenar el indispensable proceso de descarbonización, y por ello, elemento indispensable para el control del cambio climático.

Por ello, desde la Sociedad Latinoamericana de la Ciencia del Suelo (SLCS) hacemos un llamado a los participantes de la Cumbre Mundial del Cambio Climático a realizarse en Madrid durante el presente año, a estratégicamente sumarse a los esfuerzos de la “Alianza Mundial por el Suelo” (FAO, 2012 y ONU, 2013), y la “Década Internacional del Suelo 2015-2024” de la International Union of Soil Sciences (Horn, 2015); pues sin suelo fértil sobre La Tierra, no habrá plantas ni animales que comer, agua que beber, ni oxígeno que respirar: no habrá vida ni desarrollo que alcanzar o sostener (Reyes-Sánchez, 2015).

Llamamos a la comunidad científica a reflexionar sobre la necesidad imperiosa de pensar y trabajar interdisciplinarmente desde todas las áreas del pensamiento para garantizar la existencia de vida futura en La Tierra, pues perder el suelo fértil significa también la pérdida de los organismos del suelo que secuestran el carbono y hacen de este recurso natural uno de esos tres  mayores  compartimentos con capacidad real de captura de CO2 y con ello, una gravísima pérdida de biodiversidad, por lo que no habría forma real de descarbonizar el planeta para lograr el deseado mitigar cambio climático. 

Desde la SLCS les manifestamos nuestra voluntad de trabajar juntos por la preservación de los recursos naturales y dejar atrás toda división de las ciencias, pues el logro de todos y cada uno de los Objetivos del Desarrollo implica trabajar sin fronteras desde el pensamiento científico esclarecedor de quien comprende que en ello no sólo nos va la vida sino igualmente el poder reconocernos en nuestra humanidad.

Hablar, escribir y hacer declaraciones sobre el logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible resulta inútil si no se trabaja para alcanzarlos, y pretender lograr uno en detrimento del otro es avanzar hacia la insostenibilidad, pues el logro real de uno de esos objetivos depende de todos los demás.

Por todo ello, invitamos a los participantes de la COP-25 a compartir nuestras visiones y considerar la inclusión de la preservación del recurso suelo en su Agenda como parte indispensable del equilibrio planetario que hace posible la existencia de la vida como hoy la conocemos, y a trabajar juntos para
preservarla.

Santa Cruz de la Sierra-Bolivia, 28 de noviembre de 2019


IX Simposio Nacional sobre control de la degradación y recuperación de suelos


jueves, 12 de diciembre de 2019

lunes, 21 de octubre de 2019

Implantación de especies forestales (nuevo libro)

En este libro se explican de forma clara y práctica todos los aspectos relacionados con las repoblaciones forestales. Se abordan las diferentes fases del diseño y ejecución de una repoblación, como son: la elección de las especies, el material forestal de reproducción a utilizar, los tratamientos a la vegetación preexistente, las técnicas de preparación del suelo, y la implantación, así como los cuidados complementarios y posteriores. Se presta una especial atención a las peculiaridades de la repoblación forestal en cuencas y laderas erosionadas, así como en zonas secas.

Como en todos los módulos formativos, se presenta la normativa básica a nivel europeo, nacional y autonómico relacionada con las repoblaciones forestales. Así mismo, se indica la normativa de prevención de riesgos laborales y salud laboral en este tipo de actividades.

Este libro pretende preparar a los profesionales forestales para que adquieran las competencias profesionales necesarias para el desarrollo de su trabajo. Asimismo, se trata de transmitir a cualquier lector la necesidad de afrontar, de forma adecuada técnicamente, la repoblación forestal de terrenos desarbolados, especialmente en cuencas y laderas erosionadas y en zonas áridas con riesgo de desertificación.

Implantación de especies forestales (UF0699) forma parte del Módulo Formativo MF0728_3: Gestión de la repoblación forestal y corrección hidrológico-forestal, incluido en el Certificado de Profesionalidad AGAR0109: Gestión de repoblaciones forestales y de tratamientos selvícolas, cuyo contenido está adaptado al Real Decreto 682/2011, de 13 de mayo, modificado por el RD 627/2013, de 2 de agosto, que regula los Certificados de Profesionalidad en la familia Agraria.


Enlace para más información y compra: http://bit.ly/2OAxaY3

Los ingenieros de montes (vídeo)

viernes, 20 de septiembre de 2019

Cuatro comentarios sobre los incendios

Este verano está siendo complicado. Estamos observando meteorologías atípicas en nuestras latitudes. Nos está tocando aprender a marchas forzadas el nombre y funcionamiento de estos fenómenos y su relación con la detección y extinción de incendios.

No hay hashtags, no hay fotos, no hay noticias, ni apenas reconocimiento alguno para ellos, son invisibles, pero en cada provincia de España cada día los compañeros se están enfrentando a la dirección de estas situaciones de manera anónima, salvando vidas, bienes, y nuestros montes. Todo ello sabiendo que el trabajo de decenas de años está en riesgo y en ocasiones se va al garete.

Y cuando estas en un lío de estos y ves la desgracia que es, dedicas unos segundos y recuerdas en silencio la labor de los compañeros y de toda la profesión, muchos de ellos criando malvas, y de los que no sabes ni su nombre, aquellos que trabajaron en la gestión forestal sostenible del monte, cuando estas palabras no existían aún, haciendo deslindes, restauraciones, ordenaciones y tratamientos selvícolas y les das las gracias. También recuerdas con gratitud el trabajo que hicieron con nosotros en la universidad y sólo puedes dar en silencio las gracias a tus profesores. Por último, te giras alrededor buscando un ambientalista defensor de la no intervención para que vea lo mismo que tú, pero esos nunca están. Después rompes esos segundos de silencio, tu mirada ha cambiado, y continuas con el incendio trabajando para que nadie muera, pierda su casa y que todo el mundo vuelva sano y salvo a su casa. Cuando llegue el invierno nadie recordará salvo nosotros y aquellos que sufrieron la desgracia….

Incendio de mina Ponderosa, un año después

Ganará el discurso populista sobre el técnico y el científico (teniendo en cuenta el científico como aquel que no se vende a las modas imperantes y busca la verdad). No interesa la verdad, porque normalmente exige sacrificios y gastos que no se quieren asumir.

Los ingenieros de montes seguimos, desgraciadamente, como a mediados del siglo XIX. Seguimos intentando mostrar a la sociedad la importancia y necesidad de los bosques. Pero en las ciudades no hacen falta en el día a día. Tampoco hacen falta en el medio rural, porque en 10 años no habrá nadie viviendo en los pueblos de montaña. Para la sociedad española el bosque es un decorado donde ir a pasear el fin de semana y/o coger unas setas. Para el naturalista, ecologista un montón de pinos alóctonos y eucaliptos con los que acabar.

Si los políticos no entienden de su papel necesidad, a una escala que multiplica por 20 veces su periodo de mandato, es muy difícil mantener una estrategia y política forestal. Como siempre, a excepción del régimen franquista (y no es porque defienda este régimen), estamos solos. Somos pocos porque pocas personas eligen trabajar por una causa malentendida, mal pagada y que no ofrece ningún prestigio social. Somos pocos porque quien ama los bosques, es filántropo, solidario, humanista, naturalista, generoso, filósofo, ambientalista, trascendente, ecológico, moral, comprometido, humilde, previsor, austero, ... Cualidades que no abundan en muchos otros gremios en los que solo se busca multiplicar el pecunio, la fama o la gloria. La historia forestal es desconocida para el público y repleta de héroes anónimos que trabajaron con fe, tesón y enormes dificultades para dejar de lado el desierto, proteger los pueblos de torrentes, dunas volantes y avalanchas de nieve o lodo y tierra, y que entregaron su salud y su vida al noble ideal de recuperar para la sociedad el bosque perdido.

Pero no tenemos que ser derrotistas, sino hinchar el pecho, coger aire, estar orgullosos de lo que somos, de nuestros antecesores, de nuestros compañeros y de nuestra misión. Tenemos una hermosa y admirable profesión. Y hay que seguir luchando, cada uno en su puesto, para continuar está labor que, como el desarrollo de un bosque, exige décadas, incluso siglos. No hay más necio que el inculto y el que no quiere saber. Nosotros sabemos, sabemos hacer, y seguiremos haciendo y trabajando. Ánimo, ánimo y ánimo. Que el fuego y la incompetencia política y ecopelmaza (como suele decir Juan Andrés) no causen desilusión y desfallecimiento.
Un abrazo a tod@s porque yo estoy orgulloso de tod@s vosotr@s y de nuestr@s compañer@s. Es un honor pertenecer a este colectivo donde no puede estar cualquiera.

Joaquín Navarro Hevia

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Video: Saldaña, restauración del Carrión

Extraordinario documental de la serie El Bosque Protector (dirigida por nuestro compañero Luis García Esteban), dedicado a ala restauración de la cuenca del río Carrión en Palencia. Interviene nuestro compañero y amigo Joaquín Navarro Hevia.

VER VÍDEO


martes, 17 de septiembre de 2019

Restauración forestal después de los incendios

España es el segundo país del Mediterráneo con más incendios forestales cada año con 12.000 siniestros y cerca de 100.000 hectáreas de media calcinadas, según el informe Arde el Mediterráneo presentado por WWF. En él, se analizan los incendios forestales en España, Grecia, Italia, Turquía y Portugal, éste último encabeza la media anual de incendios de la última década. En el período 2009-2018, España registró un 23% del total de siniestros en los países mediterráneos mientras que la superficie quemada en este territorio ascendió al 26% del total. Esto obliga a estudiar la política forestal en nuestro país.

Esta situación provoca una “desgracia social, económica y medioambiental que implica la pérdida de riqueza en el medio rural, la destrucción de ecosistemas de gran valor ecológico y en ocasiones hasta la pérdida de vidas humanas”, como explica Jorge Mongil, profesor de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), doctor Ingeniero de Montes y profesor de Hidrología y Restauración Hidrológico-Forestal.

Por ello, “es necesario cambiar las políticas forestales, mejorando en prevención frente a los incendios forestales. Pero la prevención pasa por una adecuada gestión forestal, en todos sus aspectos, y el incremento de las inversiones en los bosques”. Además, la política forestal debe estar muy ligada con el desarrollo rural y la lucha contra la despoblación, puesto que en el abandono del medio rural hay que buscar muchas de las causas de los incendios forestales.

Los incendios forestales son un fenómeno recurrente de todos los veranos, intrínseco a la zona mediterránea y muy unido a la actividad humana. Los cambios socioeconómicos en el medio rural han favorecido la existencia de biomasa forestal, combustible en definitiva, lo que unido a condiciones ambientales adversas como periodos prolongados de sequía, periodos de elevadas temperaturas, baja humedad atmosférica y, ocasionalmente, vientos fuertes, hace que incendios a veces muy virulentos se multipliquen en nuestra provincia.

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el 96% de los incendios tienen origen antrópico, ya sean provocados de forma intencionada o causados por negligencias y accidentes. En el 4% restante se incluyen causas naturales, fundamentalmente los rayos, como el que parece ser que provocó el incendio de Sotillo de la Adrada (Ávila) en el mes de julio, y que afectó a la Reserva Nacional del Valle de Iruelas (Ávila).


Después del incendio, el bosque quemado aparece con un aspecto desolador. Las cenizas cubren el suelo y los esqueletos de árboles quemados componen un paisaje en el que la vida parece haber sido eliminada. Es cierto, que tras el incendio hay especies vegetales que son capaces de rebrotar o germinar, es decir, se ven favorecidas por el incendio. Aunque esto puede ser aprovechado en el proceso de restauración del ecosistema, lo cierto es que muchas de estas especies, fundamentalmente de matorral, como el piorno o las jaras, colonizan todo el espacio y hacen prácticamente imposible la recuperación de la cubierta forestal con especies arbóreas.

Después del incendio, las actuaciones pueden clasificarse en dos momentos:

A corto plazo, durante el primer año y a ser posible antes del otoño-invierno es necesario poner en marcha actuaciones de emergencia post-incendio. Los objetivos de estas son:
Frenar la degradación del suelo y reducir las pérdidas de suelo por erosión y el arrastre de cenizas.
Favorecer la rápida recuperación de las áreas quemadas
Evitar daños indirectos del incendio a cursos y masas de agua
No dañar áreas periféricas no quemadas, que pueden servir de reservorios de biodiversidad (fauna y flora) que ayuden a la recuperación de las zonas quemadas.

Entre las actuaciones posibles, están la creación de una cubierta de paja o ramas en zonas de fuertes pendientes, la construcción en las laderas empalizadas con restos de madera quemada, así como albarradas del mismo material en los pequeños cauces y barrancos, con la intención de retener sedimentos y cenizas para evitar su llegada a los cauces principales y embalses, lo que perjudicaría gravemente a la calidad del agua. Esto último se llevó a cabo, por ejemplo, en el gran incendio de la Sierra de Gredos de 2009, con buenos resultados.


A medio plazo, en un horizonte temporal de unos 5 años, debe abordarse la restauración de la cubierta forestal. Esta fase requiere de una planificación adecuada, así como una notable inversión por parte de la Administración y/o de los propietarios de los montes quemados. Dentro de las actuaciones de restauración de la cubierta forestal suele ser necesario la eliminación parcial o total del matorral que ha podido cubrir el área calcinada, debido a que este compite (por el especio, la luz, el agua y los nutrientes) con los pequeños árboles que serán implantados.

Después de una adecuada preparación del suelo, necesaria en la mayoría de los casos, se aborda la implantación de árboles. Para ello es necesario elegir bien las especies, conjugando el que sean especies autóctonas de la zona y que tengan un carácter pionero con el fin de que puedan sobrevivir y desarrollarse en condiciones ambientales adversas de suelos degradados, falta de agua y nutrientes o abundante luz. No todas las especies son adecuadas para este cometido en un primer momento. Por eso, normalmente las repoblaciones tras un incendio se hacen mayoritariamente con especies de pinos autóctonas (en la provincia de Ávila: pino negral, pino piñonero, pino cascalbo o pudio y pino silvestre o albar) y en menor proporción especies de frondosas como encina, roble, castaño, cerezo, fresno, etc. La implantación suele hacerse mediante plantación de arbolitos de uno o dos años procedentes de un vivero forestal, aunque en ocasiones, en la Sierra de Gredos se han realizado siembras con buenos resultados, como por ejemplo en las áreas quemadas en el incendio de Pedro Bernardo del año 2000.

También es necesario actuar en la mejora de las infraestructuras del monte que resultaran dañadas durante el incendio o la extinción: caminos, cortafuegos, depósitos de agua, etc.

Pero aquí no termina la historia. Si la restauración forestal tiene éxito, al cabo de los años nos encontraremos con una masa forestal joven que requerirá cuidados selvícolas como clareos, claras y podas, que favorecen su desarrollo, además de reducir el riesgo de que se produzcan nuevos incendios forestales al reducir la continuidad horizontal y vertical del combustible.

Diario de Ávila

viernes, 14 de junio de 2019

Elección de las especies en repoblaciones forestales: el método de las especies históricas

La elección de las especies es una decisión fundamental en cualquier proyecto de repoblación forestal. Los métodos más habituales de elección de las especies son:
-Método clásico o método de criba por factores del medio
-Métodos basados en series de vegetación (tablas de Luis Ceballos y tablas de Rivas-Martínez)
-Método de los diagramas bioclimáticos
De todos ellos, el método de criba por factores del medio es el de uso más habitual, fiable y completo. Los demás suelen utilizarse como apoyo a este.

El método de las especies históricas, que ahora se plantea también como apoyo al método clásico, consiste en elegir aquellas especies que poblaban el territorio en tiempos anteriores de mayor naturalidad de la vegetación, es decir, en épocas históricas en las que los ecosistemas forestales no habían sido notablemente degradados.

Para esto se suelen emplear fuentes documentales históricas que recogen relaciones de especies forestales, fundamentalmente el Catastro de Ensenada, de mediados del siglo XVIII. Se trata de un método complementario al de criba de factores del medio.

Algunos listados de especies históricas se pueden consultar en el siguiente enlace: https://bit.ly/2W3VNfL

Los principales inconvenientes de la utilización de este método son:
· No puede darse un listado de especies para todos los pueblos, bien porque en el siglo XVIII no existiera monte en esos pueblos o bien porque no se pueden conocer a ciencia cierta las especies existentes.
· Hay imprecisiones en el nombre de las especies. Por ejemplo, en algunos pueblos se habla de “roble” y no se puede precisar a qué especie se refiere.
· En gran parte de los pueblos las especies son las mismas que las que hay en la actualidad, por lo que no tendría utilidad este método. Sin embargo, lo que sí hace el método es orientarnos acerca de las especies que existían en una época de mayor naturalidad.
· Aunque no aparezca una especie en un determinado pueblo, no significa que no la hubiera, sino que no existe constancia de ello o no lo podemos afirmar con total seguridad.
· Los listados de especies son a nivel de municipio, por lo que en términos municipales de gran variedad ecológica no se puede precisar la ubicación de las especies.
· Posibles cambios climáticos ocurridos desde la época de de la fuente histórica hasta la actualidad pueden variar la distribución y presencia de las especies.



lunes, 11 de marzo de 2019

El suelo y manejo del viñedo

La próxima semana participaremos en el XIV Encuentro Técnico de la Fundación Cultura del Vino. Hablaremos de la conservación del suelo y del agua en viñedos.


Programa y más información

Resultados preliminares del proyecto de Bardenas

El profesor de la Universidad Católica de Ávila Jorge Mongil Manso, participó la semana pasada en la IX Jornadas Técnicas de la Reserva de la Biosfera Bardenas Reales de Navarra. En estas jornadas, celebradas entre el 6 y el 8 de marzo, participaron un buen número de investigadores que desarrollan sus estudios en este importante espacio natural navarro, y en ellas presentaron los avances de sus investigaciones.

En concreto, la UCAV presentó los resultados preliminares del proyecto de investigación titulado “Distribución del microclima y usos del suelo de las Bardenas Reales de Navarra y desarrollo de un sistema de información geográfica (SIG)”, que dirige el mencionado profesor, y en el que intervienen también otros cuatro investigadores de otras universidades e instituciones.

El objetivo del proyecto es poner de manifiesto que los valores microclimáticos no sólo son reflejo de la información recogida por las estaciones meteorológicas, sino que deben ser "corregidos" por las circunstancias geológicas, geomorfológicas y topográficas de cada celda; sólo así se podrán establecer después correlaciones entre la realidad física de cada celda y los resultados de los estudios de flora, fauna o usos humanos. Todo ello facilitará el conocimiento de la organización de los seres vivos en el territorio y su interacción con el medio físico, así como la acción del hombre, sirviendo de soporte para la geolocalización de los trabajos de investigación ya realizados en Bardenas y los que se puedan realizar en el futuro.


miércoles, 6 de marzo de 2019

Jornadas técnicas de Bardenas Reales

En estos días participaremos en las IX Jornadas Técnicas Diculgativas de la Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales de Navarra, presentando nuestro proyecto de investigación.



sábado, 12 de enero de 2019

Amigos para siempre

Os presentamos el nuevo libro del profesor Juan Andrés Oria de Rueda, con ilustraciones de Rocío Silva

"Amigos para siempre' incluye una historia entre árboles y hongos del bosque, pero no se queda ahí. Combina la belleza de las ilustraciones con las originales y sorprendentes narraciones de los hongos y su amistad con los árboles y arbustos de los bosques.
Con esta obra los autores pretenden contagiar su ilusión a todas las personas amantes de la naturaleza, desde niños a mayores, de una forma divertida y amena, con historias que asombran y estimulan la curiosidad."


martes, 8 de enero de 2019

Nuevo libro sobre el ingeniero Fernando Baró

El ingeniero de montes Ignacio Pérez-Soba acaba de publicar un libro titulado Fernando Baró Zorrilla (1877-1959) y la renovación de la Ingeniería de Montes en España, y lo ha editado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en su serie “Estudios” (n.º 181).

Se trata de la biografía profesional y científica de Fernando Baró Zorrilla (Granada, 1877-Madrid, 1959), uno de los más prestigiosos e influyentes Ingenieros de Montes españoles de la primera mitad del siglo XX. Extraordinariamente trabajador y polifacético, destacó en campos muy variados, incluyendo el de la hidrología forestal, siendo el autor de los dos primeros textos originales en español sobre corrección de aludes y torrentes.


miércoles, 12 de diciembre de 2018

Minería ilegal en Perú y Colombia

Me encanta tener alumnos extranjeros porque, además del enriquecimiento personal, se produce un enriquecimiento científico debido al intercambio de conocimientos, ideas y casos de estudio. Este curso tengo una peruana, dos colombianos y una chilena, todos ellos excelentes estudiantes, muy participativos y con mucho interés.
En la clase de esta mañana me han contado la preocupante situación de la minería ilegal en algunas regiones de Perú y Colombia, con negativas implicaciones ambientales sobre los bosques y los ríos, pero también con consecuencias sociales perniciosas y ramificaciones de corrupción política, etc. Para ilustrar el tema, me han puesto en clase dos vídeos muy interesantes que os dejo a continuación.

 

lunes, 29 de octubre de 2018

Web de datos climáticos del mundo

En la web climate-data se pueden encontrar datos climáticos de diferentes lugares del mundo.

Se puede entrar haciendo click aquí

martes, 23 de octubre de 2018

Biodiversidad y erosión

Las relaciones entre biodiversidad y erosión son recíprocas. Los organismos del suelo pueden reducir las pérdidas de suelo, mediante mejora de la porosidad, o incrementarlas, disminuyendo la estabilidad del suelo como resultado de sus actividades. A la vez, la escorrentía superficial tiene impactos ecológicos sobre las comunidades que viven bajo el suelo. Un reciente artículo publicado en Global Ecology and Biogeography (Orgiazzi & Panagos, 2018), ha profundizado en este asunto, que hasta ahora no había sido abordado en detalle. Además, desarrollan un nuevo factor para incluir en la modelización de la erosión (en la ecuación RUSLE), el “factor de lombrices”, que se basa en la riqueza y la abundancia en el suelo de estos organismos.

Para más información:
Orgiazzi, A.; Panagos, P.; 2018. Soil biodiversity and soil erosion: It is time to get married. Global Ecology and Biogeography, 1-13. DOI: 10.1111/geb.12782


"Factor de lombrices" en Europa (este y otros mapas pueden consultarse en: https://esdac.jrc.ec.europa.eu/)

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Dos programas de radio sobre árboles

Dos interesantes programas de radio sobre los árboles:

El bosque habitado - Las raíces de la comunidad. Con Ignacio Abella - 27/12/15

Documentos RNE - Árboles de junta, guardianes de la palabra - 12/07/18

Calentamiento global y lluvias torrenciales

Episodios antiguos de calentamiento global se asociaron con eventos de lluvia intensa que tuvieron un profundo impacto en la tierra y los mares costeros, concluyen en la Universidad de Bristol.


El Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (PETM), que ocurrió hace aproximadamente 56 millones de años, es de gran interés para los científicos del clima porque representa un evento de calentamiento global relativamente rápido, con algunas similitudes con el calentamiento inducido por el hombre de hoy.

Aunque ha habido muchas investigaciones de cuánto se calentó la Tierra en el PETM, ha habido relativamente pocos estudios sobre cómo eso cambió el ciclo hidrológico.

Este trabajo recientemente publicado muestra que la lluvia aumentó en algunos lugares y disminuyó en otros, de acuerdo con las expectativas, pero que gran parte del mundo experimentó eventos de lluvia más intensos y episódicos (o "llamativos").

El autor principal del estudio, Matt Carmichael, de las Escuelas de Química y Ciencias Geográficas de la Universidad, dijo en un comunicado: "Con los mismos modelos climáticos utilizados para estudiar el cambio climático futuro, estudiamos cómo una duplicación de las concentraciones de dióxido de carbono podría afectar los patrones de lluvia en un mundo con geografía eocena.

Esto incrementó la precipitación mundial total: el aire más caliente contiene más agua. Pero también cambió el patrón y la frecuencia de los eventos extremos. "Los trópicos se volvieron más húmedos y la incidencia de eventos extremos aumentó, hasta en un 70 % en algunas regiones tropicales."

"En otros lugares, la precipitación total anual y el número de eventos extremos se desacoplaron, es decir, se volvieron más secos, con eventos menos frecuentes pero más extremos. Todo esto ilustra la complejidad de cómo el calentamiento global afectará nuestras condiciones locales, regionales y patrones globales de precipitaciones ".

El coautor, Rich Pancost, de la Escuela de Ciencias de la Tierra de Bristol, explicó cómo estos  hallazgos concuerdan con una serie de características geológicas y químicas del calentamiento global del Paleoceno-Eoceno.

Él dijo: "Este evento de calentamiento está asociado con cambios importantes en cómo el suelo y los sedimentos se erosionaron y se movieron alrededor del paisaje.

"En muchos lugares, los sistemas fluviales que habían estado transportando limo o arena se asociaron con rocas del tamaño de un puño o incluso rocas, y se transportaron más sedimentos y se enterraron en los márgenes costeros. En algunos lugares, la tasa de acumulación de sedimentos aumentó por un factor de diez. Pero al mismo tiempo, también hay evidencia de que estos sistemas se volvieron más áridos.

"Nuestras simulaciones climáticas lo concilian en muchos lugares, mostrando un aumento en la aridez con menos pero más intensos eventos de lluvia. Esos eventos probablemente fueron responsables del aumento de energía en estos sistemas, moviéndose alrededor de más material y objetos más grandes. Finalmente, llevaron más sedimentos al océano, causando eutrofización, floraciones de algas y en algunos casos hipoxia ".

El coautor, el profesor Dan Lunt de la Facultad de Ciencias Geográficas, agregó: "Hay muchos eventos similares en la historia de la Tierra, donde el calentamiento parece haber estado asociado con los cambios en las precipitaciones y los sistemas sedimentarios.

"Aunque no los hemos investigado aquí, es muy probable que nuestros resultados sean traducibles, porque la física que los sustenta sigue siendo la misma. Por lo tanto, el cuerpo colectivo de investigación confirma que el calentamiento global en el pasado y el futuro se asociará con más lluvia "llamativa", con implicaciones para las inundaciones y la gestión del agua ".

El profesor Pancost dijo: "El clima pasado tiene lecciones para nuestro futuro. No solo los modelos muestran evidencias de eventos de lluvia más intensos, con todas las implicaciones que conllevan, sino que son consistentes con todos nuestros otros datos.

"De hecho, explican las inconsistencias en nuestros otros datos y confirman algunas hipótesis establecidas desde hace mucho tiempo. Al hacerlo, presagian nuestro futuro potencial con cambios complejos y dramáticos en la lluvia, más inundaciones y más erosión del suelo".


Fuente: iagua