jueves, 12 de febrero de 2009

Un manuscrito sorprendente: Los veintiún libros de los ingenios y de las máquinas

"Los veintiún libros de los ingenios y de las máquinas" es una obra de Pedro Juan de Lastanosa, del que sabemos que murió en 1576. Este manuscrito es copia de un original perdido del siglo XVI, es uno de los trabajos científicos más importantes y el primer tratado en español sobre obras hidráulicas. No obstante, lo rodean muchos interrogantes. ¿Quién fue su autor? ¿En qué momento se escribió, con qué fin y por qué nunca llegó a imprimirse?
Originalmente, el manuscrito era un volumen único de 483 páginas y parece ser que en el siglo XVII Juan Gómez de Mora, pensando en su publicación, distribuyó los veintiún libros en los cinco volúmenes actuales, alterando el orden de algunas partes y colocando las portadas con las menciones a Juanelo y al encargo de Felipe II. La atribución a Juanelo Turriano, «mecánico de Carlos V y Felipe II autor de complejos sistemas de relojes y de grandes elevaciones de aguas con extraños artificios» ya fue puesta en duda por los primeros investigadores del manuscrito en el siglo XVIII. Mediante el análisis del lenguaje utilizado y las referencias geográficas se pensó en un autor aragonés, y Nicolás García Tapia lo atribuye a Pedro Juan de Lastanosa, que fue «maquinario de Felipe II» y como tal podría haber recibido el encargo de realizar este tipo de obra. Basándose en las referencias a autores, obras y acontecimientos históricos incluidas en el texto, considera que podría haber sido realizada entre 1564 y 1575. La copia, particularmente limpia y uniforme, mantiene amplios márgenes y debió de ser realizada por diferente mano que las ilustraciones. Los cuatrocientos cuarenta dibujos, de muy buena calidad y gran minuciosidad, complementan la precisa descripción de los procesos técnicos. Las máquinas e ingenios van acompañados de su despiece, lo que permite apreciar los detalles de su funcionamiento. Asimismo, incluyen figuras humanas que dan idea de la proporción y, en algunos casos, del esfuerzo necesario para el manejo de las máquinas. Se tiene constancia de que el manuscrito, ampliamente utilizado por los «fontaneros mayores y arquitectos del rey», perteneció a Juan Gómez de Mora y Teodoro Ardemans, entre otros, antes de ingresar, a partir de 1771, en la Biblioteca Real, que mostró gran interés en editarlo sin llegar a conseguirlo.

El contenido de la obra es el siguiente:
Libro Primero. De las calidades de las aguas y de sus propiedades y de su generación o nacimientos. De los efectos de las aguas y de las cosas que hacen dentro de la tierra. De las señales que hay para haber de hallar agua, de la que es dentro de la tierra escondida. De las señales que hay para hallar agua y cuales son muy verdaderos.
Libro Segundo. De las experiencias que se han de hacer para hallar agua.
Libro Tercero. Cómo podremos conocer la agua ser buena o no.
Libro Cuarto. De los niveles y sus formas.
Libro Quinto. De betunes de diversas maneras, el cual es el quinto libro. Libro que enseña cómo se hagan los caños de plomo o fístulas y trompas de metal. Es del cuarto libro (sic).
Libro Sexto. Del llevar aguas en diversas maneras y de aguaductos.
Libro Séptimo. Para llevar aguas que pasen unas por debajo de otras.
Libro Octavo. De las diferencias que hay en el llevar de las fuentes.
Libro Nono. Que trata de diversos modos de azutes o presas de río.
Libro Décimo. De las cisternas y aljibes, cómo se hagan en diversas maneras.
Libro Onceno. Trata de diversas maneras de molinos.
Libro Doce. Diversos géneros de zerner el harina
Libro Trece. Libro de los molinos batanes y de aceite, y de diversos géneros de artificios de la misma calidad, para sacar aguas, para hacer alumbres y salitres, y lavar lanas y paños.
Libro Catorce. Libro de barcas que sirven en lugar de puente para pasar los ríos, y de puentes.
Libro Quince. De puentes de solo madera.
Libro Dieciséis. De las maderas y de piedras y cómo ellas se cortan y cómo se arrancan las piedras y cómo se hace la calcina y el yeso y ladrillos, de diversas maneras. De los remedios que se deben hacer para que las maderas se conserven, después de ser ellas cortadas. De los árboles en suma.
Libro Diecisiete. Capítulo de las piedras en universal y en qué tiempo se deben arrancar en la cantera y en qué sazón y tiempo se deben poner en obra y cuáles son más fáciles de quebrar y cuáles son más durables en la obra. Libro de la calidad de las piedras y el modo de hacer rejolas y tejas y otras cosas de barro para adornar edificios. Qué calidad de piedra es mejor para hacer calcina. En qué tiempo se debe cavar la tierra para hacer ladrillos y en qué tiempo se deben labrar los ladrillos y cocerlos.
Libro Dieciocho. De cómo se han de hacer las pilas de las puentes de piedra en diversas maneras.
Libro Diecinueve. Libro de edificios de mar y cómo se han de hacer y acomodar en diversas maneras.
Libro Veinte. De hacer defensas a puertos para que armadas no puedan entrar.
Libro Veintiuno. El cual trata de divisiones de aguas, así de islas como de otras cosas de agua, y relojes de agua.
La versión digital puede consultarse en:








No hay comentarios: